octubre 2016 archive

Same, same, but different

En Koh Lipe, muy vivo, haciendo el muerto.

Son las dos de la mañana, y llevamos un pedal considerable. Hemos estado de fiesta desde las siete, con unos amigos de Cris, y otros amigos de sus amigos. Los camareros, que participan de la fiesta sólo ligeramente por debajo de nuestro nivel etílico, nos observan divertidos. Seguir leyendo